¿Por qué los bebés pronuncian antes mamá que papá?

En alemán, máma es mama. En griego mama. En italiano mamma, en holandés mama, en rumano mama, en ucraniano mama, en Quechua, mama, y así podríamos estar recorriendo países y en comprobaríamos que en casi todos estamos ante una palabra universal. Y, además, la primera que pronunciamos cuando venimos al mundo. ¿Por qué?

La respuesta la tiene el lingüista ruso Roman Jakobson. Los bebés no pueden pronunciar palabras. De hecho, a los pocos meses de nacer lo único que hacen es balbucear. Las primeras sucesiones de sonidos no llevan consonantes porque son más difíciles de proyectar. Lo más sencillo para ellos es juntar los labios y lanzarse a la aventura. Por ello sus primeros sonidos arrancan en ‘m’ o en ‘p’. Esto, sumado a que la vocal más sencilla de pronunciar es la ‘a’, es lo que da lugar a que las palabras ‘papá’ y ‘mamá’ sean las primeras que se sumen a su vocabulario.

Llegados a este punto, ¿por qué decimos ‘mamá’ antes que ‘papa’?

Porque tenemos hambre. Olvidad que el motivo sea un mayor amor a la madre que al padre. Jackobson establece la asociación con la nutrición de una forma sencilla. Cuando, ya de mayores, una comida nos gusta y la estamos comiendo, casi de forma natural surge la interjección ‘mmmmm’ con la que todos los que están a nuestro alrededor comprenden que estamos disfrutando del plato en cuestión y saciando nuestro apetito. Justo esa interjección es la que Jakobson asegura que, junto a la vocal ‘a’, utilizan los bebés para demandarle el pecho a su madre.

Así, también otros investigadores concluyen que el término mamá es usado por algunos bebés simplemente para llamar la atención y exigir que les den el pecho, sin que esto esté necesariamente provocado para dirigirse a la madre. Tiempo después pronunciarán la palabra papá, porque en el proceso fonético,la ‘p’ les resulta también relativamente fácil de expresar. Y es que los recién nacidos, como es obvio, establecen como prioridad comer antes que querer. Algo elemental para la supervivencia de la especie en los primeros estadios de la vida. Por eso la palabra mamá es prácticamente universal en todas las lenguas -o cuando menos muy parecida-, al igual que lo es la sensación de hambre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s